Lo deseo pero…

basketball-888531_1280Un deseo es algo maravilloso, genial, que me llena de alegría. Muchas veces, sólo de pensar en él me desborda y ¡me siento hipermotivado! Pero cuando pienso en lo que tendría que hacer para hacerlo realidad, no me gusta.

En este caso, es muy posible que lo que te pasa es que tu deseo no está alineado con tu forma de ser, con esas cosas que realmente son importantes para ti y te definen, con tus valores. Si esto pasa y de verdad no están alineados, no estás siendo congruente con tu actual forma de pensar, sentir y actuar. La congruencia, junto con otros aspectos, es algo fundamental para que toda tu energía se focalice de una manera sencilla, fluida y productiva en hacer realidad ese deseo. Aporta sentido a lo que haces.

Ser congruente contigo mismo es pensar, sentir y actuar de una forma que te acerca a tus deseos. De esta manera es mucha más fácil tener claro qué objetivos debo hacer realidad y cómo estos me acercan a aquello que deseo.

Daniel Barreña

Coach deportivo

@dbarresi5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

back to top