Los momentos decisivos

¡Vaya partidazo estamos jugando! Todo igualado. Ahora ganamos, ahora perdemos… Casi se acaba y estamos empatados. ¿Qué hago?

En estas situaciones de partido, cuando ya todo se acaba y los errores pueden ser decisivos para decidir un partido, ¿qué es lo que piensas? La voy a meter, que no me la pasen, espero que tire… ¿Qué sientes? Mis brazos pesan, me cuesta respirar, estoy en una nube… ¿Qué haces? Tiro igual que el resto del partido, doy un bote más que antes para asegurar, la paso más…

watch-932814_1280

Son situaciones que forman parte de la competición. Hay muchos a los que les encantan, sobre todo cuando las ven desde fuera. Otra cosa es cuando eres el protagonista. Ahí, aunque muchos digan que les encantan, la realidad es que pocos y pocas son capaces de afrontarlas de forma natural. Pueden acertar o equivocarse, pero viven ese momento, con las particularidades que este tiene, de una forma en la que sigues reconociendo al jugador o jugadora que son la mayor parte del tiempo. También están los que en esos momentos se transforman para bien, aunque existen muchos más a los que les pasa exactamente lo contrario.

En muchos casos las experiencias anteriores marcan. Existen muchas formas de poder practicar y mejorar en estas situaciones a nivel individual y de equipo. Los entrenadores, por lo general, ya trabajan algunas en los entrenamientos. Ninguna asegura un resultado deseado pero se pueden ensayar de muchas maneras.

Son situaciones donde la gestión emocional es esencial. Todos los que participan en ellas, pueden mejorar como vivirlas.

Daniel Barreña

Coach deportivo

@dbarresi5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

back to top